easyGOband
5 ventajas de la experiencia ‘cashless’ para el público de festivales de música

Además de que los promotores obtienen múltiples beneficios con la pulsera inteligente de easyGOband, desde el conocimiento de hábitos y flujos de movimiento de los asistentes hasta la eficiencia y el control del stock en barras, el público es el otro gran beneficiario de la experiencia 100% cashless en los festivales de música. Una de las informáticas del equipo de PaynoPain que ha asistido a buena parte de los festivales que utilizan la herramienta para supervisar su buen funcionamiento, María Martínez, afirma que en los puntos de control de incidencias se ve clarísimo: “La gente empieza con algunas reticencias porque piensa que puede ser un lío, pero al final se muestra encantada y dice que es comodísimo”.

¿Por qué? Estas son las 5 principales ventajas que ha comprobado como testigo directo María Martínez para las decenas de miles de asistentes que han usado la pulsera easyGOband como medio de pago en los festivales ElectroSplash (desde 2014) y Mad Cool (2016), además de la validación de entradas o control de accesos en Primavera Sound, FIB y Al Rumbo:

1. Olvídate de hacer colas. Adiós a las largas esperas para cambiar tu entrada por la pulsera, para acceder al recinto, para que te devuelvan el cambio en las barras, para que el datáfono coja tu tarjeta de crédito, para cambiar dinero por tickets o la moneda propia del festival… Se acabó. Con la tecnología NFC que utiliza easyGOband, que permite la transferencia instantánea de datos sin conexión a internet, pagar cualquier cosa se reduce a un gesto tan sencillo como que el camarero o camarera pase su TPV por encima de tu pulsera inteligente. Cuando accedes al parking, cuando quieres tomarte una cerveza o cuando vas a cenar a un food truck. “La comodidad de no llevar dinero y no tener que hacer colas es lo que más valora el público de los festivales”, asegura María.

2. Control estricto del gasto (también sin wifi). Aunque el hecho de no llevar dinero en metálico pudiera parecer en principio que rebaja el control del gasto, easyGOband ofrece distintas herramientas para que al final termine siendo todo lo contrario y, además, sin necesidad de conexión wifi, uno de los grandes dolores de cabeza en las horas punta de los grandes festivales. Desde casa, antes de empezar el festival, el asistente vincula la pulsera inteligente a una tarjeta de crédito desde el panel web y la carga con un saldo que, de inicio, ya limita el gasto. Además, se ofrece la posibilidad de programar recargas e incluso de bloquear la pulsera en cualquier momento. En las experiencias 100% cashlessse instalan tótems con puntos fijos de internet por todo el recinto para que el público pueda consultar el saldo y las transacciones que has realizado en cualquier momento.

3. Nunca volverás a preguntar con cara de pánico “¿¡dónde hay un cajero?!”. Porque el “cajero” lo llevas en la app de tu móvil, desde la que puedes recargar la pulsera de easyGOband cuantas veces quieras o programarlas con una determinada cantidad para cuando te quedas sin saldo. Además, también tienes puntos de cambio en el festival, con los que recargar la pulsera con dinero en efectivo o con tarjeta bancaria. “La gente, cuando le coge el tranquillo a la app, que es muy fácil de manejar, prefiere hacer las recargas desde su móvil, claro”, señala María.

4. Inmune a los robos. Si pierdes -¡que ya es difícil!- o te roban la pulsera, puedes desactivarla rápidamente desde la app o en los puntos de control de incidencias para que no vuelva a ser utilizada y crear una nueva para seguir disfrutando del festival sin traumas. “El dinero, al ser virtual, se puede recuperar. Las pérdidas de pulseras son algo muy poco común, pero en control de incidencias se anula la vieja, se recupera el saldo y se crea una nueva rápidamente, sin problemas”, explica.

5. “Dinero” que se puede mojar. “Una pregunta frecuente que nos hace el público de los festivales es si se pueden duchar con la pulsera el chip va protegido y está impermeabilizado, de manera que no hay ningún problema: se puede mojar y sigue funcionando”, detalla una de las informáticas de easyGOband.